La consideración del bien común en una sociedad pluralista a partir de las reformas participativas y la ley de descentralización en el Perú (II)

El problema del bien común

El bien común se enfrenta por tanto a las consecuencias de las transformaciones por las cuales han pasado las sociedades. ¿Cuáles son estas consecuencias? La consecución del mismo en una sociedad que abarca dentro de ella misma varios grupos, asociaciones, unidades o entidades políticas. Cada uno de estos grupos posee determinados intereses que se diferencian de los otros grupos, diferentes asociaciones persiguen distintos fines, con lo cual la consecución del bien común en una sociedad pluralista se dificulta. La idea de la comunidad y el orientar tus acciones hacia el bien de la misma ha sido por tanto perdida, no porque ya no se busque, sino por la evidencia de la multiplicidad de asociaciones, grupos e intereses que trae consigo un fuerte cuestionamiento. Consecuentemente los países democráticos modernos se enfrentan a dos preguntas a la hora de tomar en consideración el bien común: ¿el bien de quién? Y ¿cómo puede promovérselo? Como señala Dahl, la primera pregunta constituye un problema moral mientras que la segunda un problema político[1].  Para él, estos problemas habían sido ya sugeridos por Rousseau al decirnos que “todas las sociedades políticas se componen de otras sociedades más pequeñas de diferentes tipos, cada una de las cuales tiene sus propios intereses y axiomas. (…) La voluntad de estas sociedades particulares tiene siempre dos referentes: para los miembros de la asociación, es la voluntad general; para la sociedad global, es una voluntad privada, y muy a menudo se descubre que en el primer aspecto es virtuosa, y viciosa en el segundo”[2]

Para tratar de resolver está primera problemática sin irnos a consideraciones más abstractas y universales, Dahl propone la limitación del bien común. El límite del mismo estaría determinado por un umbral mínimo en el cual se considere a todas las personas que son afectas en grado significativo por una toma de decisión. En otras palabras, el ámbito específico del bien común puede variar mucho y esta variación dependerá en gran medida de cuál sea la cuestión a ser resuelta. El límite del bien común será determinado por la consideración de las personas que se verán afectadas de manera significativamente por esta decisión[3]. Además, es de suponer que el ámbito incluye a individuos que estando dentro de los límites del Estado, no gozan de plena ciudadanía; por lo cual, como estos no participan de la vida política dependerán del altruismo de los ciudadanos, es decir, de aquellos que tienen derecho de participar en la esfera política[4]. Claro, aquí nos enfrentamos al supuesto de que todo individuo tiene intenciones altruistas a la hora de tomar las decisiones. Si bien esta suposición es difícil de comprobar, también lo es el hecho de que todo individuo no actúa de forma altruista, es decir,  que sus decisiones no son nunca influidas por una suerte de altruismo.  Por ello, el autor menciona que “no carece de realismo esperar que [un individuo] actúe en forma altruista hacia aquellos a quienes está unido por lazos de amor y afecto, pero sin duda es exagerado suponer que va a ser siempre altruista en su vida política”[5]. Abre la posibilidad de que si bien el individuo no siempre va a actuar de una manera altruista, si existe la posibilidad de que a veces si lo haga.

Dada la importancia que el autor da no solo a la parte normativa, sino también a la empírica de la democracia (o poliarquía en su expresión real), busca no solo responder a preguntas como ¿qué es la democracia?, sino también ¿qué tipos de instituciones requiere la democracia? Por ello, el problema de la delimitación del bien común nos lleva a preguntarnos cómo es posible alcanzarlo, y más específicamente, si es posible alcanzarlo mediante el pluralismo y la poliarquía. La posibilidad de alcanzar  el bien común en un país democrático pluralista está supeditada a tres preguntas[6]:

a)      ¿el bien de quien debemos tomar en cuenta?

b)      ¿cuál es la mejor manera de determinarlo en las decisiones colectivas?

c)       ¿qué es, como entidad sustantiva?

La pregunta primera hace referencia a la dificultad de aplicar la delimitación del bien común. La dificultad se debe porque la toma de decisión colectiva que considera el bien de todos los individuos que serán afectados por ella de manera significativa se encuentra obstaculizada por la “existencia de pluralismo en los países democráticos y entre ellos”. Entonces, siguiendo con la segunda pregunta, las decisiones colectivas son aquellas que ayudan a determinar el bien común y la mejor manera de llegar a esta determinación es mediante los procesos democráticos. Sin embargo, dado que todo sistema político es un abanico de asociaciones, unidades o entidades políticas, éstas pueden pretender ser no solo la unidad democrática apropiada sino quizás también la única para adoptar las decisiones colectivas sobre el asunto en cuestión.  Aún así la unidad política apropiada será aquella que es capaz de autogobernarse por el proceso democrático. Finalmente, tratar de encontrar un contenido a aquello que es el bien común es un camino tentador pero errado para Dahl. En otras palabras, es evidentemente descaminado “buscar el bien exclusivamente en los resultados de las decisiones colectivas y soslayar el bien propio de los procedimientos mediante los cuales se llega a ellos”[7].

El bien común consistente consecuentemente en las prácticas, procedimientos, instituciones y procesos que promueven nuestro bienestar y el de los demás. No está referido a objetos, actividades o relaciones especificas. Si bien no logra promover el bien de ‘todos’, si logra promover el de un número considerable de individuos lo suficiente como para “tornar aceptables y quizás hasta valorables esas prácticas, procedimientos, etc.”[8]. Es importante rescatar que los procedimientos no son algo separado de los ideales que persiguen, sino que son la expresión de los mismos en tanto caminos hacia ellos. Es decir, el ideal se manifiesta en el procedimiento que busca llegar a él, o si se prefiere, el procedimiento es la manifestación, personificación del ideal. Esta relación es vista desde una perspectiva moral por Hegel en Los principios de la filosofía del derecho:

El fin santifica los medios (…) es una expresión por sí trivial e insignificante. Se le puede responder que un fin santo santifica por cierto los medios, pero no así un fin que no sea santo. Si el fin es justo  lo serán también los medios, lo cual es una proposición tautológica, pues los medios son precisamente lo que no es por sí sino a causa de otro y tiene en él, en el fin, su valor y determinación, si es verdaderamente un medio[9].


[1] Ibid. 351

[2] Ibid. 348 citado por Dahl

[3] Para el autor es de suma importancia tener presente que la limitación o ámbito del bien común abarca no solo a personas vivas, sino también a aquellas que aún no han nacido. Del mismo modo, le parece absurdo tratar de limitar el ámbito del bien común a las fronteras de un estado, pues las decisiones del mismo pueden perjudicar a personas fuera de estas fronteras.

[4] Esta consideración hace inevitable el pensar los ciudadanos de segundo nivel que son considerados en el libro de Sinesio Lopez Ciudadanos Reales e imaginarios. Aquí se devela como en el Perú existen diversos grados de ciudadanía o, si se prefiere, si bien todos son iguales ante la ley no todos disfrutan de esta igualdad.

[5] Ibid. 354

[6] Ibid. pg. 368

[7] Ibid. pg. 369

[8] Ibid.

[10] Hegel, Los principios de la filosofía del derecho, ed: Sudamericana, Buenos Aires 2004, pg. 145

Anuncios

0 Responses to “La consideración del bien común en una sociedad pluralista a partir de las reformas participativas y la ley de descentralización en el Perú (II)”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Categorías

Archivos


A %d blogueros les gusta esto: