2ª Conf.: Los actos fallidos

El tema de los actos fallidos será elaborado a lo largo de tres conferencias. En cada una de ellas Freud ira explicando poco a poco las caracteristicas que estos actos fallidos poseen.

En esta conferencia (y en las dos siguientes) Freud tratara el fenómeno del acto fallido. Empieza descartando que los actos fallidos estén relacionados con algún tipo de enfermedad pues suceden en personas sanas también. Luego irá enumerando aquello que se considera como una operación fallida. Entre estas podemos encontrar el desliz verbal (Versprechen=trastrabarse) que sucede cuando uno quiere decir algo y dice en cambio otra cosa; también sucede en la escritura cuando escribimos algo que no teníamos pensado. Del mismo modo el desliz en la lectura (Verlesen) es cuando uno lee algo distinto de lo que esta ahí escrito o, también un desliz auditivo (Verhören). Otra serie de fenómenos similares está relacionado con un aspecto temporario no permanente como el olvido (Vergessen) de un nombre en un determinado momento, o el  extraviar (Verlegen) un objeto y ponerlo en un lugar que luego ya no te acuerdas donde lo pusiste  o simplemente el perder (Verlieren).  Todos estos casos (que en alemán se ven antecedidos por ver-) suelen ser muy efímeros y no se les da importancia en la vida del individuo.

Freud señala que estos pequeños deslices, que se ven insignificantes y que la gente los toma por algo nimio, son un fuerte indicador de algo que está más allá de los mismos. Sospechando de las  dudas sobre la importancia de actos tan mínimos como estos se pregunta “¿acaso no es mediante indicios mínimos como infieren –me dirijo a los hombres jóvenes que hay entre ustedes- que han conquistado la preferencia de una dama? ¿Aguardan para ello una expresa declaración de amor, un abrazo tórrido, o más bien les basta con una mirada inadvertida para otros, con un movimiento fugitivo, la presión de una mano prolongada por un segundo?” (pg. 24). Con esta pregunta, nos incita a comprender que mediante estos pequeños síntomas podemos ponernos en la pista de algo más grande, razón por la cual no deberíamos descartarlos.

Ahora bien, existen diversos supuestos de por qué ocurren las operaciones fallidas en el individuo (pg. 25):

a)      Si uno está indispuesto y fatigado

b)      Si está emocionado

c)      Si es solicitado en demasía por otras cosas

Descubre, sin embargo, que las acciones fallidas se dan en personas que no están fatigadas, ni distraídas emocionalmente, sino se encuentran en un estado normal. Tampoco sucede cuando la persona se encuentra haciendo varias cosas, pues la operación de un acto no está garantizada si aumenta la atención que se le dispensa, ni amenazada si disminuye. Pone el ejemplo de un pianista que ante tantas repeticiones hechas es capaz de, sin prestar atención a la ejecución del instrumento, seguir tocando sin equivocarse.

Freud tomara como ejemplo paradigmático el desliz en el habla para hacer su análisis. Buscara ahora dirigir su atención no a las condiciones en las cuales uno comete el desliz, sino se propone “averiguar la razón por la cual nos trastrabamos precisamente de este modo y no de otro”. Quiere responderse si “¿hay algo que en el caso particular me impone, entre todas las maneras posibles, una manera determinada de trastrabarme, o ello queda librado al azar, al capricho, y nada racional puede aducirse para esta pregunta?” (pg. 29). Recorrerá para responder esta pregunta a un estudio previo hecho por Meringer y Mayer. Los autores estudian y distinguen las desfiguraciones que el trastabarse ocasiona en lo que se “tenía la intención de decir, como: permutaciones, anticipaciones de sonido (Vorklang), posposiciones del sonido (Nachklang), mezclas (contaminaciones) y recambios (sustituciones)”. Uno de los ejemplos utilizados por estos autores, señalando que la semejanza entre las palabras lleva a este desliz, es cuando un joven le dice a una dama si es que la podía acomtrajarla (begleit-digen). Aquí, en la palabra mixta, se esconde junto con ‘acompañar’ (Begleiten), ‘ultrajar’ (Begleidigen). Sin embargo, la explicación hecha por ellos es insuficiente pues no logra explicar el caso, por ejemplo, cuando uno dice exactamente lo contrario de lo que se tenía la intención de decir. Aquí no existe una relación fonética o posposiciones de sonido, sino más bien, se puede sostener que “los opuestos poseen entre sí un fuerte parentesco conceptual y se sitúan en una particular proximidad dentro de la asociación psicológica” (pg. 30).

En este punto, luego de haber estudiado las condiciones e influencias que producen el desliz, buscara determinar  la génesis del trastrabarse por sí solo. En los ejemplos utilizados según Freud, podemos encontrar que sin lugar a dudas el trastabarse producido tenía un sentido. La implicación de mencionar que tiene un sentido abre la puerta a que este efecto se lo considere como un acto psíquico “de pleno derecho que también persigue su meta propia, como una exteriorización de contenido y significado” (pg. 31). Este descubrimiento del sentido del trastrabarse se confirma con los ejemplos mencionados por Freud. Con ello, dejando de lado factores fisiológicos o psicofisiológicos, se  puede indagar “el carácter puramente psicológico acerca del sentido, vale decir, el significado, el propósito de la operación fallida” (pg. 32).

Luego de este descubrimiento pasa a mostrar cómo en casos de literatura (como Schiller y Shakespeare), los mismos autores intuían esta concepción de la acción fallida pues se la atribuían a sus personajes. Los deslices en el habla de los personajes literarios expresaban un determinado sentido.

La conferencia termina señalando que las operaciones fallidas y la manera como estas ocurren, no es producto del azar ni del capricho, sino que responden a un determinado sentido, a una exteriorización de significado.

Anuncios

2 Responses to “2ª Conf.: Los actos fallidos”


  1. 1 c.contreras septiembre 29, 2010 en 3:07 am

    apluado esta original iniciativa! espero que no se convierta en un “acto fallido”, ja ja chiste de filósofos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Categorías

Archivos


A %d blogueros les gusta esto: